Coordinador Regional de IPP y Directivo Nacional de la ANC.

Con las sentencias 155 y 156 emitidas por el TSJ contra la Asamblea Nacional este fin de semana, la Sala Constitucional, le termina de dar al gobierno su patente dictatorial y le entrega poderes ilimitados nunca dados a presidente alguno en Latinoamérica, para velar por un supuesto orden constitucional ante la reacción del país, por el miedo a las mismas sentencias emitidas. Estas sentencias son gravísimas para la democracia venezolana que acaba de perder su libertad constitucional y estado de derecho. La Asamblea Nacional tiene que desconocer al TSJ y al Gobierno y, pasar a legislar desde la clandestinidad hasta que se consiga el cambio de este gobierno, como pasó en Perú contra Fujimori, si realmente desea recuperar la verdadera confianza en el pueblo, porqué de seguir posponiendo acciones contundentes para terminar con esta crisis, es convertirse en bomberos cómplices para mantener a este gobierno en el poder. Hoy más que ayer, se hace evidente la aplicación no solo de la Carta Democrática respaldada por más de 20 países del hemisferio, lo cual agradecemos infinitamente su solidaridad y apoyo, sino también la aplicación de la Constituyente de carácter Originaria, que está en la Constitución y que por su misma naturaleza inminente, desconoce a los poderes constituidos para refundar a Venezuela, acompañada siempre con el respaldo del más del 15 por ciento de las firmas, el art. 350 y la calle.
No podemos seguir alentado, sin cortapisas, pañitos democráticos como la validación de partidos que no está contemplada ni en la Constitución, ni en la ley de partidos políticos, sino que viene dada por una sentencia ilegal del TSJ, hoy criticado por los mismos partidos validados, para ser ejecutadas por el CNE que también carece de legalidad, para hacer perder tiempo y oxigenar al gobierno con el engaño de darnos unas supuestas elecciones una vez que validen, acuérdense que pasó con el revocatorio, mosca pues.
Es hora de actuar responsablemente ante el país y su futuro. Desde IPP y la ANC les decimos, recuerden que sin libertad, no tendremos democracia, y sin democracias no tendremos partidos ni elecciones, así que preparémonos responsablemente para refundar a Venezuela con una Constituyente Originaria que lo cambia todo y que tiene un proyecto país en mano para toda Venezuela.

Ing.Jose Bravo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s